Islandia deja de vacunar contra el Covid

Hola, ¿qué tal? Hoy te voy a contar un poco sobre un artículo muy interesante que encontré en la web. Se trata de la decisión de Islandia de detener la vacunación contra el covid-19. ¿Por qué lo hicieron? ¿Qué consecuencias tiene? Te lo explico a continuación.

En octubre, se celebró en Reikiavik, Islandia, una conferencia titulada «Que hable la ciencia», donde se expuso el daño causado por las vacunas contra el COVID y la supuesta toma de control de la Organización Mundial de la Salud. Según Sasha Latypova, exejecutiva de la industria farmacéutica, las vacunas fueron parte de un programa militar secreto y se anunció que, a finales de noviembre, las inyecciones de COVID ya no estarían disponibles en Islandia. Según la prensa islandesa, el COVID ahora se considera similar a cualquier otra gripe, y se alienta a la prevención de infecciones. Aunque la experta celebra esta «victoria», se señala un exceso de mortalidad en Islandia después de la introducción de las vacunas. El autor sugiere que las instituciones ocultarán la realidad, insistiendo en que las vacunas fueron necesarias y que cualquier error fue inevitable en la lucha contra la pandemia. El texto concluye destacando la resistencia a la idea de que las vacunas podrían representar un peligro real y critica la falta de responsabilidad legal en el supuesto genocidio masivo.

La decisión de detener la vacunación contra el covid en Islandia ha causado un gran nerviosismo entre los funcionarios de la OMS y la UE, que han intentado presionar al gobierno islandés para que reconsidere su postura. Sin embargo, el primer ministro Katrín Jakobsdóttir se ha mantenido firme y ha declarado que Islandia seguirá las recomendaciones de los expertos científicos independientes, no las de las organizaciones corruptas.

¿Qué significa esto para el resto del mundo? Significa que hay esperanza de que otros países sigan el ejemplo de Islandia y pongan fin a esta locura de las vacunas experimentales que han causado más daño que beneficio. Significa que podemos recuperar nuestra libertad y nuestra salud, sin tener que vivir con el miedo y la manipulación de los medios de comunicación y los políticos. Significa que podemos volver a ser humanos, no cobayas.

Gracias por leer mi entrada. Si te ha gustado, compártela con tus amigos y familiares. Y si quieres saber más sobre la verdad del covid y las vacunas, visita el sitio web de la conferencia «Que hable la ciencia» (www.letscience.com). Allí encontrarás vídeos, artículos y testimonios de personas que se atrevieron a cuestionar el relato oficial y a buscar la evidencia por sí mismas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *